lunes, 22 de mayo de 2017

Mucho, mucho, mucho morro¡¡¡



Se usa la expresión “tienen mucho morro”, para  calificar a quienes con independencia del tamaño de su  hocico, utilizan su ingenio para planear la forma de llenar su morral a costa de la buena fe e ingenuidad de inocentes que incapaces de ver el fondo de esa chusma, confían en ellos e incluso les eligen como representantes de la gestión de lo público.

El engaño parece pan comido, la falta de escrúpulos no tiene límite y una vez maquinado el engaño el desenlace no les importa por muy morrocotudo que pueda ser el resultado. Son capaces de esquilmar cualquier territorio y, no pasa nada, desde el poder se controlan los mecanismos para protegerse, pues el canto de uno haría caer la trama como un castillo de naipes y eso, tienen que evitar que suceda.

En la feria de Piedrahita del año 1975,  en una caseta se ofrecía: TORTILLA, CERVEZA Y MORROS. Aperitivos y refresco para paliar el bochorno. Evidentemente el morro nada tenía que ver con el de quienes en estos momentos, de espaldas a la sociedad quieren sembrar de dinamita nuestra tierra.



Si de mí dependiera, daría permiso a esa gentuza con una sola condición: que exploten la mina a pico y pala ellos y sus familias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario