sábado, 7 de octubre de 2017

Banderas de paz



Lavar la ropa en los regatos era acariciar la vida  con las manos 

Enjabonar  sabanas envolventes de  sueños, afectos,  pudores,  y pasiones

Baldear la toalla secante de piel anhelante de lisonjas, cosquillas y caricias

Colar el pañuelo bordado de ilusiones para enjugar desilusiones,
flamear simpatías, despedir afectos o exteriorizar desacuerdos

Enjuagar camisas de colores y  hechuras diferentes

Aclarar las telas de buen hilo, de algodón, franela, lino…
y,  extender al sol con orgullo como si de enseñas se tratara.

Banderas de paz, trabajo y libertad siempre. 

miércoles, 9 de agosto de 2017

Roma y los cohetes



Al ver esta foto de los paisanos preparados para atronar la vida desde el cielo, he recordado a Roma, una perra con la que compartí durante 8 años momentos de nuestra existencia.

Roma,  por eso de ser perra, carecer de espíritu y no hablar, se dirigía a mí a través de  la mirada y sus gestos. Le gustaba estar a mi lado y solía acomodarse  en el sofá del despacho, prudente y silenciosa mientras yo trasteaba con mis asuntos. Si me ausentaba brevemente, por ejemplo, para bajar a ver si el cartero había dejado en el buzón algún mensaje, al regresar, me esperaba tras la puerta para expresar su alegría por verme, y lo cierto es que nunca entendí los motivos, pues un animal sin alma, ¿qué razones tendría para celebrar algo tan trivial e insignificante, como una corta ausencia?.

Pues bien, a Roma, supongo que por tener un oído fino y sensible, le aturdía el tronar de cohetes. El ruido le alteraba de forma que ladraba nerviosa, si estaba en casa buscando un rincón donde protegerse y si estaba en la calle, corriendo despavorida hasta nuestra morada para resguardarse.

Nunca conseguí que entendiera que ese ruido tan molesto para ella era para celebraciones humanas. En verano en Piedrahita, con motivo de ferias, fiestas o bodas  que anuncian fidelidades que se olvidan a la vuelta de la esquina y, en invierno en Madrid, para conmemorar Navidades y dar la bien venida a un nuevo año, con besos de compromiso y buenos propósitos,consistentes en seguir sin follar y por supuesto hacer el amor, pero jodiendo eso sí, de manera natural.

Lo ciertoes que el ruido impactante de los cohetes, se debía meter en la cabeza de Roma como:

Un portazo sin despedida, anunciando que es mejor el olvido que el cariño.

La trompeta del pregonero proclamando con un bando el fin del mundo, como si el mañana dependiera del regidor que redactó el anuncio.

El silbar de unos labios, que parecen llamarte y resultan  ser una ficción desnuda que no merece ni darse la vuelta.

El cisco que  piensas calentará el brasero y resulta ser un bullicio inaguantable.

La explosión de un orgasmo compartido que descubres ser fingido.

La sirena que parece anunciar la llegada del amor que esperas, mientras ves que se sumerge en otros brazos.

El pitido que llama,  pero como perro de hortelano  ni quiere ni deja querer.

El sonido de las cuentas del rosario al caer al suelo de tanto usar, y descubrir que estaban atadas a un hilo de mentira.

El trueno que despierta mientras sueñas participar en una orgía, revelando que la humedad es solo agua de tormenta.

El grito en el momento en que lo que se corre es la tinta sobre el folio y el rímel sobre la mejilla.

¡JODER! Roma, claro que te siento, no lamenté que te fueras, pero lloré cuando al llegar a casa y abrir la puerta no salías a mi encuentro. Claro que siento nostalgia Roma, ¿de qué manera voy a borrar de la memoria que durante los paseos, nunca te alejaras de mi lado?. Eso  incluso a  un desalmado enamoradizo como yo, le resulta imposible olvidar.

A pesar de los pesares, que no dejen de sonar los cohetes, la vida siempre sigue y no podemos de ninguna manera prescindir de la FIESTA y dejar de defender la ALEGRIA.

lunes, 22 de mayo de 2017

Mucho, mucho, mucho morro¡¡¡



Se usa la expresión “tienen mucho morro”, para  calificar a quienes con independencia del tamaño de su  hocico, utilizan su ingenio para planear la forma de llenar su morral a costa de la buena fe e ingenuidad de inocentes que incapaces de ver el fondo de esa chusma, confían en ellos e incluso les eligen como representantes de la gestión de lo público.

El engaño parece pan comido, la falta de escrúpulos no tiene límite y una vez maquinado el engaño el desenlace no les importa por muy morrocotudo que pueda ser el resultado. Son capaces de esquilmar cualquier territorio y, no pasa nada, desde el poder se controlan los mecanismos para protegerse, pues el canto de uno haría caer la trama como un castillo de naipes y eso, tienen que evitar que suceda.

En la feria de Piedrahita del año 1975,  en una caseta se ofrecía: TORTILLA, CERVEZA Y MORROS. Aperitivos y refresco para paliar el bochorno. Evidentemente el morro nada tenía que ver con el de quienes en estos momentos, de espaldas a la sociedad quieren sembrar de dinamita nuestra tierra.



Si de mí dependiera, daría permiso a esa gentuza con una sola condición: que exploten la mina a pico y pala ellos y sus familias. 

miércoles, 8 de febrero de 2017

Los profes de Podemos dan la nota



Los que no gustan ni quieren hablar de política, los que tratan de tapar las vergüenzas con esa letanía del “son todos iguales”, los que defienden a los granujas de la Gurtel sacando a relucir los ERES de Andalucía o viceversa, los que disfrutan viendo jodidos a los semejantes sin  escuchar y apoyar sus razones, los que se aprovechan del rio revuelto para acaparar a costa de las necesidades sociales y humanas de trabajadores en muchos casos en el filo de la esclavitud, son los eternos ganadores y quienes gobiernan.

Y los que ganan siempre  se ríen sin pudor, pues si no tienen los votos suficientes, aparecen los cretinos capaces de gritar ¡NO!, y hacer justo lo contrario. Utilizando el “Socialismo”, aparecen las manos mamporreras de Felipes, Corcueras, Leguinas,… al frente de una tropa de impresentables vividores a sueldo del erario público, para contarnos lo malo que puede ser un cambio que beneficie a los trabajadores que dan sentido a las siglas de un partido Socialista y Obrero.

De esta forma se siente a los que ganan siempre, disfrutar gestionando el país como si de un cortijo se tratara, pues a pesar de los recortes sociales, la precariedad del trabajo, la justicia revisando las cuentas de su partido y los granujas amenazando con tirar de la manta, nunca lo tuvieron tan fácil y sintieron tan cómodos.

Mientras esto sucede, los líderes de una juventud que llenaba las plazas con la ilusión de hacer posible un cambio, parecen empeñados en desvanecer el sueño dedicándose a desfilar por una pasarela mediática que no pierde la oportunidad de amplificar sus desavenencias y ridiculizar su comportamiento infantil.

Cuesta entender la torpeza de unos profesores con un comportamiento tan zafio  que en lugar de hacer una oposición responsable que avale y de confianza ante la sociedad, se dedican a dar la nota, agrandandando la división y en consecuencia, permitir que los chupones de la vida ajena, los que siempre ganan, no lleguen a perder ni por asomo.

sábado, 28 de enero de 2017

Las luces de ciudadanos


Dice el refrán: “por San Antón, heladura; por San Lorenzo, calura” y sucede que por esas fechas de frío en enero y calor en agosto, el precio de la luz se dispara.

Sucede entonces que salen culebras por la boca de ciudadanos arremetiendo contra las empresas eléctricas y lo malas que son, pero estas empresas como si fueran el muro de un frontón ni se inmutan, al día siguiente, mientras sus consejeros nutren sus bolsas a costa de la vida ajena, el precio de la electricidad es más cara


Alguno no se entera de que el “abuso de las eléctricas” es una chorrada, quien pasa por encima de las necesidades y la precariedad ciudadana son el gobierno y los partidos políticos que le respaldan, siendo cómplices,  quienes con su voto legitiman la gestión energética y las puertas giratorias de políticos vividores.



Lo curioso es que muchos afectados, a pesar de darse cuenta de que su disputado voto, en lugar de defender los intereses prometidos, sirve para proteger otros totalmente opuestos, a la hora de volver a elegir, temeroso de que algo cambie, seguirán respaldando la política de gestores mal nacidos.

domingo, 22 de febrero de 2015

España en manos de la gaviota reidora

gaviota reidora 

La claridad de las cuentas de Monedero  es un problema personal de un profesor universitario, que con sus conocimientos  de análisis social,  parece preocupante no supiera que sus actos serían utilizados  como arma de destrucción.

Las consecuencias las está pagando el colectivo que despierta con la ilusión de que PODEMOS  conseguir una sociedad más justa, capaz de atender sus necesidades sociales y erradicar el despilfarro y la corrupción instalados de mano de quienes han gestionado lo público, para su propio beneficio.

Hablar de corrupción resulta cansino, la enfermedad la conocemos todos, y también la impunidad que disfrutan.  Los beneficiados de sobres y prebendas son los mismos que gobiernan, de forma que tienen la sartén por el mango para, acomodar sus intereses a la justicia, y negociar el uso y posición de la manta que les tapa y protege. 

Sí no tiras de la manta, quedamos todos arropados y,  en consecuencia puedes ir  a esquiar y disfrutar en Baqueira Beret de ese palacete de invierno pagado con dinero de la caja B y ahora, supuestamente   embargado.

La situación debería ser de otra,  pero la clave está  en la responsabilidad del partido socialista, que  desde el gobierno o  la oposición, se ha dejado llevar.  Los fachosos del PSOE, han renunciado a la  identidad Socialista del partido en cuanto al compromiso ideológico,  desatendiendo la defensa de los intereses y necesidades del Obrero en lo esencial del día a día. Eso sí, ellos con el riñón cubierto.

La situación que ahora vive el partido en Madrid debería avergonzar a esa corte de apoltronados de la que es ejemplo Felipe González,  cada vez más señorito andaluz, y otros  beneficiados de la puerta giratoria.

Tener que recurrir  a  una persona no afiliada al PSOE  como es Angel Gabilondo, independientemente de su valía, para presentar  candidato  en las próximas elecciones de la Comunidad Autónoma de Madrid, pone de manifiesto las carencias del partido respecto a cuadros de presente y futuro.

No es de recibo que los elegidos como representantes en el parlamento, estén escondidos  para evitar quemarse. El Socialismo es trasgresión, motor de progreso, compromiso, vergüenza y, todo esto es lo que le falta a la mayoría de  quienes en la actual legislatura fueron votados para trabajar por la defensa de unos principios tan elementales como los que representan las iniciales de su partido.

¿Se puede cambiar?. Sin lugar a dudas, claro que se puede, pero no demonizando a quienes se muestran animados por  otras iniciativas que tratan de ocupar un espacio que  ellos se han dejado arrebatar, por falta de compromiso.

Frente a esto está la filosofía que resume su compromiso  en  “hacen las cosas como dios manda",  las sotanas para disimular la proyección del miedo y la mentira recurrente.

El  Gobierno inductor de esta forma de adoctrinamiento cuenta con los votos de unos seguidores fieles e inamovibles, que víctimas del desasosiego y la turbación de mensajes apocalípticos, les permitieran seguir manejando los  asuntos para beneficio personal.

lunes, 9 de febrero de 2015

Pretenden asustarnos los que tienen miedo


Al mismo tiempo que las encuestas ponen de manifiesto  el incremento de la opción Podemos de cara a próximas elecciones,  se incrementan las opiniones contrarias a la formación y su programa,  aunque este por ahora no se conozca.

No importa, se trata de manifestar desconfianza de quienes hasta hace poco se escarnecía  con un apodo despectivo:  “perro-flautas”, “populistas”, “filo terroristas”.

Es fácil para el portavoz de un partido de gobierno responsable de una deuda impagable, un paro irracional y la marcha de una generación de jóvenes cualificados, comunicar con desparpajo y sin vergüenza cualquier consigna.

Los cómplices por acción u omisión de la ruina del país,  los mismos que pagan a los colegas, por su silencio,  evitando eso que llaman” tirar de la manta”, los que ponen palos en las ruedas de la justicia para defenderlos, esos golfos que  para desviar la atención de pagos en diferido y sobre-sueldos, son capaces de decir cualquier chorrada, a esa tropa le da lo mismo, pues el gurú anuncia, refiriéndose a los “próvida” o “víctimas del terrorismo”, que  a la hora de la verdad, votaran al PP. Su voto arrodillado, saben que no les cuestiona ni les falla.

Bandoleros impunes,  esquivan la cárcel, gracias a las gestiones del poder, no son conscientes de que los champiñones brotan en el estiércol, y aquí, en este país descapitalizado, progresa la ilusión del pueblo en el deseo de “PODER” higienizar tanto excremento.

Y, ante esta situación nace su problema; pánico de los apoltronados, de los asesores y chupones designados a dedo, pavor ante la posibilidad de una justicia seria y responsable, temblor a que se aclare el patriotismo del dinero, horror ante la posibilidad de que una educación pública de calidad e  igualitaria, permita un futuro sin estas castas que por ahora, están dedicadas a apropiarse de la riqueza y repartir miseria.